sábado, 22 de febrero de 2014

La temporada te mata....

Una de las cosas a las que me tuve que acostumbrar cuando vine a vivir acá , ciudad bipolar si las hay,  es a la forma de trabajo. En el invierno no pasa nada, no hay gente, es un pueblucho. En el verano tenés que trabajar a full como las hormigas para guardar para el invierno, todo es una locura, acelere, precios irrisorios. Yo llamo a un consultorio médico para pedir el valor de la consulta y pregunto es precio de turista. Sí,  porque les sacan la cabeza . Yo le digo a mi marido cuando viene del almacén de la vuelta de casa sobre Vìctor Hugo, -se olvidó el almacenero que en invierno los residentes le ayudan a pagar el alquiler?. Pero bueno igual sería imposible tener dos precios en la yerba por ejemplo, uno para los que vivimos todo el año y otro para turistas. Maaaalaaaa que soy. Además la loca del gobierno dice que estamos bien, que no hay inflación, que no hay hambre. Ayyyy Dios. Y ahora parece que lo quieren interpelar a Muriale( Intendente de Pinamar) como si sirviera para algo. Va a terminar tomando sol como Altieri en Cuba. 
Hoy estoy rayada, además el teclado me anda mal, que para mí no poder escribir  es como no poder hablar incrementa mi locura. Pero bueno casa herrero cuchillo de palo dicen. Es cansancio, si ya lo sé. No me da la cara de decir buenos días a la mañana en el face a la una de la tarde como hoy que fue a la hora que me levanté, pero.... me acuesto muy tarde, anoche me quedé terminando una Amineko para una beba de Roma. Si ahora soy for export. Al final les subo la foto y un enlace a un tutorial que anda free por la web para que se enganchen con los aminekos como yo. Me encanta tejerlos y por suerte es una de las cosas que más vendo. Cuando les estoy cosiendo las partes me siento una Gepetto cualquiera. Me lo siento en el escritorio y le voy dando vida a mi gatito.
Otra cosa que me encantó ver hoy en el inicio de mi face fue una foto de los chicos de la escuela de equitación cabalgando por la playa en el amanecer. Yo pensaba a esa hora estaba tejiendo y tomando mate.
Estuve haciendo averiguaciones para mi Colo, aún no lo sabe pero si puedo la voy a mandar, no es barato, pero es un gusto que le daría a mi hija con mis clases de crochet. Sí, es una loca de los caballos, el año pasado cuando fuimos  a la fiesta del Kiwi en un campo cerca de Madariaga le pedí a una nena que competía en las pruebas si la dejaba subir a su pony. Si por ella fuera se traería a casa a todos los caballos que dejan atados en los lotes vacíos comiendo pasto.  Una vez ataron uno frente a casa y le llevó agua, algo para comer. Estaba chocha, fue todo un acontecimiento asomarse a la ventana de la cocina y ver un caballo enfrente. En otro post voy a subir un álbum de fotos que hice de la fiesta del Kiwi, pasamos una linda jornada. Yo lo dejé a mi marido en el puesto y me fui a sacar fotos y pasear con el peque. Nunca pisé tanta bosta en mi vida como ese día. Me llevó dos días sacarme la sensación del olor de la nariz.
Bueno para hacerla corta los dejo acá les sigo contando otro día. 
Subo fotos para que chusmeen y un enlace al dropbox para el patrón del amineko.


Los chicos de La Malcriada cabalgando por la playa





Mate y crochet a la madrugada.


Listo el amineko con los colores de La Roma




El puesto de La Crochetnauta en la Feria del Kiwi. Dos caballetes y un tablón.

Aquí Dany con Josefina que lo dejó subir a su pony. Foto de la Colo no encontré.
Este es el caballito que habían dejado atado en lote de enfrente


 Tutorial del amineko en español  aquí .

3 comentarios:

  1. y si tenes razon con los precios , que pasaria si fuera de temporada vos compraras todo en otra localidad ? eso no lo piensan los comersiantes . muy lindo tu animeko .

    ResponderEliminar
  2. Andrea sos una capa del tejido y la palabra!!! Besos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por leerme, por estar. Un besote.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...