lunes, 24 de febrero de 2014

La familia

Una de las cosas que más extraño de Bs As es a mi familia. No era de estar siempre encima porque soy bastante arisca y solitaria. Necesito mi momentos de tranquilidad más que el común de las personas. Pero..... estaban cerca y cuando quería ir a verlos podía. Por la parte de la familia de mi marido, extraño los asados de los domingos, y los cumples dónde se juntaban todos los primos. Parecía un jardín de infantes. Ahhhhh y me olvidaba de la mesa de dulces después del asado con las tortas. A todos les gusta cocinar menos a mí. 
Hace poco vinieron de vacaciones y pasaron a visitarnos y están enooooooormes. Crecieron tanto. Y yo pienso cuando los veo tan grandes, me estoy poniendo vieja. Ese día se llevaron a todos a la playa, la Colo todavía está con la trencita que le pusieron en el pelo esa tarde.
Y este sábado vinieron otros primos, sí somos de familia grande y prolífica por ambos lados. Vino mi hermana menor de visita con sus tres hijos varones. Enormes. Jose el padrino de Dany me lleva 2 cabezas y tiene 15, 16 años..... Pasamos una linda tarde de domingo con mate y facturas. Y cómo siempre llegaron todas las cosas que mi viejita querida nos manda de Buenos Aires. Se acuerdan que cuando venía yo les decía que se parecía a Papá Noel. Este año no pudo venir y se lo encajó a  mi hermana. Y la otra familia también manda cosas, siempre llega una caja por expreso con ropa, útiles para los chicos, juguetes. Somos afortunados tenemos gente muy generosa a nuestro alrededor y dicen que en la vida hay que ser agradecidos. Tengo pendiente para mandarles una pandilla de angry birds para cuando termine la temporada.
Bueno en resumen cuando se van me agarra el ataque y me enojo sin sentido con mi marido por habernos venido a vivir acá. Pero bueno, dura poco, me descargo y sigo. 
Les dejo alguna fotos y prometo en la próxima entrada poner crochet, un almohadón que me inventé mezclando mi nuevo descubrimiento el bordado con el tejido. 
Lamento no tener fotos de la primera visita cuando fueron a la playa porque la pasaron genial. La más grande me dijo - sabés mamá con el tío Peter y Machi fuimos bien atrás a saltar las olas dónde no hacía pie!!!!!.
Los primos creo son los primeros amigos de la infancia. Y las chicas los extrañan. 
Alguien que estuviera leyendo diría parece que se fueron a vivir al fin del mundo. No; estamos a 400km nada más. El tema es que nuestro auto no está bien para tomar la ruta y hacernos un viajecito relámpago cada vez que querramos. Y los pasajes de micro no son muy económicos. Pero bueno de estas cosas prefiero no hablar, no me gusta.
Van las fotos, sobretodo para que las vea la abu que se sale de la vaina por venir pero este año no puede. 
Gracias !!!!!!!
Encontré gracias a Luli foto de ese día. Y faltan primos.
 




Vieja los brotes de malvones que trajiste en el último viaje prendieron.

Fueron los tres a comprar al almacén. La más grande saca foto y carga la bolsa.

La próxima crochet prometo.

5 comentarios:

  1. Sí, los primos son los primeros amigos...
    ¡Qué lindos los malvones! (y la gente, jaja!)
    Me gusta leerte.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, y es un placer sentirse comprendida. Cariños.

    ResponderEliminar
  3. Mi querida Andrea me hiciste emocionar tanto!! no sé si es la forma de contar, y de decir tan claro. Gracias por compartir con nosotros un pedacito de tu linda familia. Cariños y me encanta leerte!! Vicky D C

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...